domingo, 24 de septiembre de 2017

Acerca de la importancia de la lectura

 
Viñeta de Joaquín Salvador Lavado Tejón, "Quino", (Ciudad de Mendoza,
Argentina, 1932) creador del personaje de tiras cómicas "Mafalda"

viernes, 15 de septiembre de 2017

La diferencia entre lo que es y lo que debiera ser



 
LA BUENA EDUCACIÓN

Los de mi generación hemos oído y asumido desde pequeños lo importante que era estudiar y formarse adecuadamente como personas para tener éxito en la vida y llegar a ser miembros destacados de la comunidad. Aspirábamos a conseguir aquellos objetivos que nos habíamos propuesto y nos esforzábamos poniendo los medios adecuados para ello. Unos cursaron estudios de formación profesional para incorporarse pronto al mercado de trabajo. Otros accedieron a la universidad y se matricularon en una carrera, bien por vocación o para ganar dinero. Incluso había quienes se veían sirviendo abnegadamente a los demás, hasta que una parte de ellos (mayor de la que esperábamos) descubrió después que era mucho más provechoso servirse de los demás y entraron en política. Por aquel entonces no había "ninis", concursantes de realities ni youtubers; tampoco tertulianos profesionales de las vidas ajenas. No se podía vivir del famoseo, así que había que trabajar duro o bien "ser de buena familia".
 
 
Las personas de bien trataban de hacer del mundo un lugar mejor para vivir aportando lo mejor de sí mismos. El país progresaba tras su mansa salida de una feroz dictadura y poco a poco íbamos acercándonos a los estándares europeos de calidad de vida en todos los aspectos, llegando con el tiempo a equipararnos con la mayoría de ellos en cuestiones como los derechos y las libertades, al menos a nivel declarativo. Los gobiernos de progreso que en España ha habido nos guiaron hacia la modernidad en la que quedamos definitivamente instalados, dejando atrás el aislamiento internacional y el atraso económico, social y político. Fuimos madurando como sociedad y enterrando nuestro pasado inmediato. Nuestros hijos no llegaron a conocer aquellos tiempos de universal austeridad, de plúmbea mojigatería, de insoportable patriarcado y de insuperables desigualdades sociales (aunque algo de todo eso aún permanece flotando en el ambiente).
 
 
Pero llegados a este punto, uno empieza a tener serias dudas de que ese evidente progreso de la sociedad española vaya a continuar por la misma senda construyendo entre todos un país soportable. A veces se tiene la sensación de que no todo el mundo parece interesado en contribuir a ello. Y no me refiero solo a los oligarcas que tratan de poner palos en la rueda del progreso social, como históricamente ha venido sucediendo. No hay que mirar tan arriba, pues proliferan, por ejemplo, aquellos que no tienen la menor intención de estudiar o de trabajar, de ser útiles a los demás. Ya sabemos que el mercado laboral no ofrece muchos atractivos y que las grandes y medianas empresas no son un dechado de generosidad en retribuciones y condiciones de trabajo, pero lo cierto es que nunca le han regalado nada a nadie.
 
 
Lo que pasa es que a algunos ciudadanos —a menudo quejosos de todo cuanto les rodea— se les ven muy pocas ganas de trabajar y muchas de pasarlo bien mientras otros paguen la factura. Luego está la cantinela esa de "la generación mejor preparada de nuestra historia" que no encuentra en el empresariado la acogida que merece. Permítanme que lo ponga en duda. Uno ha pasado más de un cuarto de siglo enseñando en la Universidad y ha visto desfilar a muchos alumnos y alumnas. Sin perjuicio de que en todas las épocas ha habido estudiantes muy brillantes y muy esforzados, lo cierto es que desde los años 90 hasta ahora he venido observando un declive en el rendimiento global, declive mucho más pronunciado desde la implantación del plan "Bolonia", que agudizó el problema. Indudablemente, y con las excepciones de rigor, la cultura del esfuerzo no está en la agenda de la mayoría.
 
 
Otra cosa es preocupante. Cuando me relaciono, como harán ustedes, con jóvenes trabajadores y profesionales de los más diversos campos, percibo una generalizada falta de cultura y de urbanidad. Sí, de esos buenos modales que demuestran correcta educación y respeto hacia los demás. Se habla a gritos, el tuteo con desconocidos es práctica común, no se cede el paso a nadie en ningún sitio ni el asiento a quienes lo puedan necesitar más que uno. El botellón se ha adueñado de todas las ciudades y pueblos. Se mea y se caga (con perdón) en plena vía pública sin ningún tipo de pudor (ellos y ellas). No se pide nada por favor ni se dan las gracias por la dedicación del prójimo. Todo el mundo se cree con derecho a todo, pero nadie se siente obligado a nada con los demás. Es la cultura del "sálvese quien pueda" y "primero yo" (como la doctrina Trump del "America First").
 
 
Y todo eso no pasa sólo en la indomable adolescencia, que tampoco sería disculpable, sino que hay talluditos y talluditas que rondan la treintena e incluso más que practican a diario todas estas habilidades sociales. Ciertamente, aún quedan personas de otra catadura, pero se baten en franca retirada ante el avance de las hordas de maleducados.
 
 
No obstante, hay un atisbo de esperanza de la mano de la selección natural darwiniana. Sí. Resulta que en otras latitudes (pero llegará pronto aquí), una nueva ocurrencia puede resolver el problema apuntado. Consiste —sorpréndanse— en arrojarse agua hirviendo por la cabeza o incluso en bebérsela a la fresquita temperatura de 60 grados en lo que ha dado en denominarse hot water challenge, un reto que se transmite vía nominaciones por la red. Se supone que únicamente un verdadero idiota aceptaría un envite como ése, por lo que, de esa manera, y por selección natural, ya quedarían bien determinados los que obviamente no pueden integrar la generación mejor preparada de nuestra historia. Las ventajas de internet.

(Artículo de opinión escrito por Carlos Suárez-Mira y publicado en el periódico “La Provincia” el martes 12 de septiembre de 2017) 
 
Carlos Suárez-Mira
(Carballo, Bergantiños, La Coruña, Galicia, España, 1966)
Magistrado titular del Juzgado de lo Penal nº 2
en El Ferrol y profesor universitario en excedencia

miércoles, 6 de septiembre de 2017

La coronación de Vileda I en Catalonia

 
Carles Puigdemont Casamajó
Vileda I el Pilós
(Amer, Gerona, 1962)
Ex periodista, ex alcalde y presidente de la Generalitat
con una idea obsesiva y majadera en la cabeza: la sedición
 
PENSARON PRINGAR AL REY
 
Las cajas donde se depositan los votos surgieron, como todo, donde, como dice John Keats en su oda a una urna griega, la belleza es verdad y la verdad belleza. El poeta romántico no se refería a las urnas de votar, sino a las que contienen las cenizas de los muertos inspiradas en una crátera con escenas báquicas de ménades y sátiros conservada en el Museo Británico. "Ática imagen! ¡Bella actitud, marmórea estirpe / de hombres y de doncellas cincelada, / con ramas de floresta y pisoteadas hierbas!". Dice Keats que nada más se sabe en esta tierra y no más hace falta. Es suficiente con saber que la democracia nació al aire libre, en Atenas, donde los ciudadanos metían piedrecillas negras o blancas para decidir a los magistrados y a los generales; desde entonces no se ha inventado una forma mejor para vivir en libertad.
 
Urna cineraria griega expuesta en el Museo Británico
 
Miles de años después, en España un Gobierno democrático ha prometido que actuará con fuerza para frenar un plebiscito porque éste no es un acto democrático, sino una estafa y un desafío a la ley fundamental de la democracia que es la Constitución. El Ejecutivo ha avisado a los independentistas que retirará las urnas. Soraya Sáenz de Santamaría ha recordado a Puigdemont que puede terminar inhabilitado; no se atreven a decir que si el president incumple el mandato del Constitucional puede acabar con las pulseras puestas.
 
¿Cuántos separatistas seguirían siendo proclives al soberanismo si se les dijeran los enormes impuestos que tendrían que pagar para sostener a un ejército catalán? Y si creen que se puede ser independiente sin fuerzas armadas propias, la realidad es que pasarán a ser dependientes de cualquier otra nación o superpotencia que les proteja
 
Los insurgentes dicen que el derecho al voto es sagrado y lo es. Pero ellos lo utilizan como un puñal contra la nación. Juran que habrá referéndum y será vinculante aunque voten 1.000 en el palacio gótico. Esta disparatada sátira, un retablo de embustes, confirma la idea que tienen de las urnas. Es que el nacionalismo fue una continuación de las guerras de religión, la vuelta al tribalismo, la protección del campanario. Lo dejó dicho Arnold Toynbee: "Los fanáticos religiosos y los nacionalistas constituyen una única pasión maligna".
 
Los nacionalistas subliman la etnia como elemento aglutinador que les permita obviar y ser incompetentes o corruptos en todos los problemas graves que afecten a los ciudadanos
 
Unos integristas con marketing, empotrados en las instituciones, intentan montar un referéndum para la independencia que tiene toda la pinta de los viejos pronunciamientos. Han intentado meter al Rey Felipe VI en el laberinto con las celadas y fullerías de la "soberanía compartida", "el Estado libre asociado" o el "pacto con la Corona". Felipe VI es el vértice del Constitucional, pero sus poderes son formales y no ha caído en el borboneo ni en la peligrosa mediación o arbitraje, lo cual ha encolerizado más a los independentistas, como acaba de confirmar en una boda de La Coruña un político cercano a Mas que dimitió del gobierno Puigdemont.
 
Al mismo día siguiente de una hipotética declaración de independencia política (esperemos que por la vía pacífica), la gente de a pie descubriría que su vida no sólo continuaba igual, sino que incluso sería peor, porque se volverían más pobres
 
Los votos son sagrados si no hay ninguna fuerza que invente el censo y los resultados, si hay delegados de todas las fuerzas en la votación y en el recuento. Si no es una mascarada. En la Moncloa piensan que poner una urna en la Vía Layetana y otras en oficinas del Govern no es un referéndum. Los funcionarios y los mossos se lo van a pensar antes de delinquir. Hasta ahora, los políticos que no firmaban nada tendrán que firmar. Hoy parece que Oriol va a rubricar leyes apócrifas e ilegítimas como hace en la hamburguesería.
 
(Artículo de opinión escrito por Raúl del Pozo y publicado
por el diario “El Mundo” el martes 5 de septiembre de 2017)
 
 
Tantos años de adoctrinamiento nacionalista educativo, tantos años de prohibición del idioma español en los documentos oficiales y en los rótulos de los comercios, tantas competencias transferidas en todos los ámbitos, tanto 3% de mordidas en la concesión de obras públicas, tantas embajadas en el extranjero, tanto dinero trasvasado desde la Hacienda española de todos... Todo esto no ha servido más que para alimentar a una masa de irresponsables, manipuladores e ignorantes que confunden Cataluña Libre con Jauja

sábado, 19 de agosto de 2017

Ya dura demasiado el camelo de la cortina de humo del soberanismo en Cataluña

 
 
Todos los políticos instrumentalizan la democracia en favor de sus intereses y objetivos como si nadie se diera cuenta de que en las urnas cabe y vale tanto el voto de un beodo crónico y el de un loco de atar  o un ignorante como el de un ciudadano informado y responsable
 
DE REPENTE, LA REALIDAD

Ahí estaba la señora Forcadell, retejiendo una astrosa bufanda jurídica para que no se constipe legalmente el prodigioso referéndum de autodeterminación y metiéndola finalmente en la gaveta, no vaya a inhabilitarla el imperialismo español y también la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría a punto de tomar de nuevo el avión a Cataluña con el objetivo de practicar la danza de la lluvia en la plaza de Sant Jaume para que comience a diluviar durante veinte años en el país, como diluvió en Macondo disolviendo los recuerdos y las almas, cuando inopinadamente un atentado terrorista mata a una docena de ciudadanos, provoca heridas a más de medio centenar y produce un caos en el centro de Barcelona y toda esta inmensa necedad que se prolonga ya más de un lustro, todo el ímprobo e interminable esfuerzo institucional y retórico dedicado a que la agenda política en Cataluña en su integridad esté atravesada por la necesidad imperiosa de construir un nuevo Estado a cualquier precio, esta pandemia idiotizadora en virtud de la cual una élite política hacendosamente corrupta ha conseguido distraer al personal con la fantasía de un nuevo comienzo para rehacer Cataluña, o la revolución, o las cuentas corrientes, toda esta hastiante payasada sorda, ciega y muda ante el desempleo y la precarización laboral, el colapso de los servicios sociales, la asombrosa degradación urbana, el desfallecimiento de las universidades, el estímulo subvencionado a la xenofobia, y todo aquello que, en fin, no pueda cubrir cómodamente una estelada, se transforma en una flatulenta fantasmagoría, porque están matando gente, están atropellando a gente en la Rambla entre gritos de pánico, está la sangre salpicando las aceras bajo la mirada febril de un tipo que se ha subido a una furgoneta para golpear y aplastar al mayor número de personas posibles.
 
 
13 muertos y 130 heridos dejó el atentado yihadista en Barcelona
el jueves 17 de agosto de 2017 en torno a las 17:00 horas
 
Pero la muerte (y el terror) no cambiarán nada. Todavía recuerdo a Carod Rovira, por entonces conseller en cap y líder de Esquerra Republicana de Cataluña, reunirse con ETA para que los terroristas se fijaran bien en el mapa: Cataluña no era España y, por tanto, no deberían asesinar en Cataluña como, en cambio, podían hacerlo en Albacete, por ejemplo. En Albacete -o en Madrid, o en Sevilla, o en Bilbao- no había problemas para el asesinato político según ERC. Ese es el cieno moral por el que culebrean los que dirigen tan exitosamente ERC. En cierto sentido no está mal que la sangre no aturda demasiado, no imponga demasiado: los terroristas no pueden ganar interrumpiendo la cotidianidad y marcando como un hierro sus obsesiones en la piel temblorosa de ciudadanos libres. Esa es siempre su primera victoria. Pero sentiremos en las próximas horas y días una profunda decepción al comprobar cómo la estupidez no ha cambiado ni cambiará, y se escucharán burradas asombrosas, acusaciones brutales, insinuaciones vergonzosas. Nos faltará dignidad y muchos ni lo van a notar.

(Artículo de opinión escrito por Alfonso González Jerez y publicado
por el periódico "La Provincia" el viernes 18 de agosto de 2017)
 

La desolación por los crímenes cometidos en Las Ramblas de Barcelona no cambiará la mentalidad de los representantes políticos de Cataluña con su moralidad de baja estofa, y mucho menos su mediocridad o su afán desmedido por el arribismo

jueves, 6 de julio de 2017

En torno a los zoófagos antitaurinos

 
Granja de explotación avícola para la obtención de huevos y carne
 
UNA PERSONA PUEDE SER EXQUISITA CON SU PERRO Y NO CON EL POLLO QUE COME
 
"La antrozoología es una rama de las ciencias del comportamiento, de las ciencias sociales, que lo que hace es estudiar la relación de los animales con las personas"
 
"Si tú tomas la perspectiva del animal, tan maltrato sería encadenar a un perro o darle una paliza en la calle como una corrida de toros"
 
"El maltrato es una acción socialmente no aceptada que le causa daño injustificado a un animal"
 
"La explotación ganadera quedaría excluida de la definición porque es algo que está socialmente aceptado dado que permite conseguir alimento"
 
Matadero donde se degollan, desangran, desuellan y evisceran las reses de vacuno sin que hasta el momento se sepa de ningún antitaurino que haya dicho ni pío
 
"La experimentación animal también
quedaría excluida de esta definición"
 
"En el fondo, con los animales lo que tenemos
es una posición ética utilitarista"
 
"Ahora las actitudes de la población hacia las palomas en ciudades como Barcelona o Nueva York son muy negativas comparadas a las de hace treinta o cuarenta años"
 
"En lo que nos hemos especializado es en hacer desparecer el maltrato de alguna manera. es decir: ¿dónde están los mataderos? nadie lo sabe. Porque no queremos verlos. Ésa es una de las estrategias que usamos como sociedad e individuos para limpiarnos moralmente de los actos que cometemos de maltrato hacia los animales"
 
Matadero para la obtención de carne porcina. El cerdo, las vacas, las aves, los conejos y los peces comestibles son los animales más masacrados por el ser humano
 
"Si vas a cualquier tienda o supermercado la evolución es que los productos cárnicos cada vez te recuerdan menos al animal. Hace unos años ibas a comprar y veías el conejo o el pollo expuestos en toda su crudeza. Ahora no, ahora ves las bandejitas con las pechugas limpias para que te recuerden lo menos posible al animal"
 
"Los mecanismos psicológicos que hacen que una persona sepa distanciarse más o menos de otro ser humano son básicamente los mismos que permiten a una persona tener una conducta exquisita con su perro y no tenerla con el pollo que se está comiendo"
 
(Fragmentos de una entrevista realizada por el periodista Cristóbal D. Peñate al veterinario Jaume Fatjó Ríos que publicó el periódico "La Provincia" el miércoles 5 de julio de 2017)
   
 
Jaume Fatjó Ríos
(Barcelona, Cataluña, España, 1969)
Doctor en Veterinaria por la Universidad Autónoma de Barcelona

viernes, 23 de junio de 2017

Si nos dejamos llevar por quienes no saben, estamos perdidos

 
Alberto Royo
(Zaragoza, 1973)
Licenciado en Historia y Ciencias de la Música
 
MUCHAS DE LAS NUEVAS TEORÍAS PEDAGÓGICAS TIENEN UN EFECTO PLACEBO
 
“Hemos dejado que determinados gurús y supuestos expertos se apropien de conceptos tan importantes como son la emoción o la belleza, que son inherentes al conocimiento. Y les hemos permitido que vinculen el saber con el sufrimiento, la frialdad o el aburrimiento, cuando no hay nada más apasionante que aprender”
 
“La emoción no puede desligarse del conocimiento. Y a través del conocimiento y de la emoción que provoca, puede uno apreciar lo que es bello. Es difícil disfrutar con profundidad
de algo hermoso sin tener un cierto conocimiento”
 
“Discuto ese empeño por hacer alumnos e hijos «felices». ¿Quién no quiere que sus hijos lo sean? Pero un instituto no es un centro terapéutico, ni de ocio, ni de auto-ayuda. Es el lugar en el que se transmite conocimiento y cultura. Y el conocimiento y la cultura no te hacen desgraciado”
 
“No podemos ceder ante la vorágine anti-intelectual y fomentadora de la mediocridad imperante”
 
“Lo sorprendente es que estas figuras de la «educación-espectáculo» pocas veces son docentes. Sin embargo, elaboran teorías peregrinas para que otros las apliquemos en clase. Mire: enseñe usted, y de su práctica docente extraiga buenas lecciones. Entonces podrá compartirlas y tendremos en cuenta sus consejos porque siempre es bueno escuchar a colegas y contrastar experiencias”
 
“Hay una desconfianza generalizada entre todas las partes que intervienen en este proceso tan amplio que se llama educación. Los padres desconfían de los profesores, la sociedad desconfía de los profesores, los profesores desconfían de los padres, los políticos y los profesores desconfiamos los unos de los otros… Pero si no nos ocupamos cada uno de nuestra parcela, si no somos capaces de confiar en que el otro va a hacer bien la suya, al final esto acaba siendo un batiburrillo un poco histérico en el que los que salen perdiendo son los estudiantes”
 
“Vuelvo a las convicciones: sin esfuerzo no se aprende; esforzarse no es sufrir; hay que conservar lo que es valioso e innovar a partir de lo que conocemos, basándonos en la evidencia y en la experiencia”
 
“El fin de la escuela no puede ser la felicidad, sino el conocimiento, porque unos padres pueden hacer lo posible por proporcionar felicidad a sus hijos (y ni siquiera esto garantiza que lo sean), pero en la escuela deben aprender lo que los padres, por motivos obvios, no pueden enseñarles”
 
“La motivación la impulsa el conocimiento y no al contrario. Es imprescindible disponer de ciertos hábitos para progresar. El alumno más capaz necesita esforzarse menos, pero aquel que tenga dificultades, pero interés por mejorar, ha de recibir todo el apoyo que requiera”
 
“Es imposible adquirir pensamiento crítico sin antes adquirir conocimientos, pues el pensamiento acrítico no es pensamiento. Una persona que no sabe nada no puede ser auténticamente creativa”
 
 
Viñeta de Antonio Fraguas de Pablo, "Forges", (Madrid, 1942)
 
“Los saberes no prescriben. No son productos perecederos, aunque sí hay que estar atento a las nuevas herramientas”
 
“Precisamente en estas circunstancias «tan mudables» de las que habla todo el mundo es más importante, si cabe, tener convicciones y aferrarnos a los saberes permanentes y a las evidencias en los procesos de aprendizaje, en lugar de querer ser siempre tan «modernos» y dejarnos seducir por los cantos de sirena de la neuropedagogía, en relación con la cual tenemos muchas más expectativas que certezas”
 
“Nadie niega que los avances tecnológicos son beneficiosos, pero eso no nos puede llevar a postrarnos ante ellos y pensar que nos van a permitir renunciar al esfuerzo o al trabajo individual”
 
“Aunque todo esté «a golpe de click», para aprender sobre Cervantes, o sobre los vihuelistas del XVI, se sigue necesitando atención, constancia y memoria. Y unos conocimientos básicos sin los cuales es imposible que alguien pueda aprender por sí mismo solamente por tener conexión a internet”
 
“El papel del profesor es crucial, un profesor que sepa cuanto más mejor (recordemos la máxima de la escolástica medieval: «Primum discere, deinde docere») y que quiera enseñar lo que sabe y transmitirlo con el entusiasmo que desea despertar en sus alumnos, para intentar estimular en ellos el afán por saber cada vez más”
 
“Lo que sucede es que aquí hay muchos intereses (también económicos) a la hora de comerciar con productos «milagrosos» que casi siempre recurren a la estrategia de lo fácil y lo cómodo y la técnica de marketing idónea es despreciar lo tradicional sin ningún criterio, envolviéndolo en un halo fantasmagórico para crear la necesidad de adoptar aquello que interesa vender y que, en el fondo, muestra muy poco respeto intelectual por los alumnos”
 
“Estamos en la era de la postverdad, pero también de la posteducación, de la educación entendida como espectáculo”
 
“Hay que decir alto y claro que no es posible aprender sin pagar un precio, pero este precio es mucho menor que el de quienes comercian con la educación: me refiero al interés, a la disposición y a la voluntad. Nada de esto es incompatible con poder disfrutar del aprendizaje. Ni excluye, todo lo contrario, que el profesor dispense a sus alumnos un trato cercano y afectuoso, precisamente porque el profesor que considera que sus alumnos merecen ser personas cultas y formadas es el que más aprecio demuestra por ellos”
 
“No hay transformación importante en el cerebro humano que no sea con esfuerzo. Lo ha dicho el neurocientífico Mariano Sigman. Nada puede sustituir al esfuerzo individual”
 
“La motivación es importante, pero no es lo único. Y es el conocimiento el que debe impulsar la motivación”
 
 
Antonio Royo es también guitarrista y ha grabado un disco de música contemporánea titulado "Mistura" con el sello "Delicias discográficas"
 
“Todo profesor intenta plantear su asignatura de forma atractiva, acercarla de alguna forma a los intereses y el contexto de sus alumnos, seleccionar las actividades que puedan engancharles. Pero no podemos frivolizar con esto si consideramos valioso el conocimiento”
 
“Tenemos la obligación de confiar en el poder del conocimiento, en la literatura, la ciencia, la música. Porque en el saber y la cultura se puede encontrar deleite, por supuesto, pero en ocasiones el interés por aprender surge después de que uno se ha sumergido en el estudio”
 
“Condicionarlo todo al disfrute, entendido como un disfrute inmediato y superficial al que se puede aspirar de forma sencilla y cómoda, es un error y una mala lección de vida para nuestros alumnos”
 
“Tenemos que convencer a los jóvenes de que aprender algo que no les ha despertado interés de entrada también es bueno, pues van a encontrarse muchas veces en situaciones no deseadas que tendrán que afrontar, se sientan o no motivados”
 
“Aprender cuesta un esfuerzo. Y no hablo de sacrificios inhumanos o de sufrimientos inasumibles. Que cueste un esfuerzo da más valor al aprendizaje, pues la satisfacción de conseguir algo con tu propio esfuerzo es mayor que cuando te lo regalan”
 
“Decía Unamuno que el alumno que quiere aprender jugando termina jugando a aprender, y que el maestro que quiere enseñar jugando termina jugando a enseñar”
 
“En Infantil, tiene todo el sentido del mundo el aprendizaje lúdico. También es útil en Primaria aprender mediante el juego. Pero en la Secundaria, etapa en la que se debe profundizar en los contenidos y en la que se ha de procurar que el estudiante vaya madurando, no todo puede ser lúdico, aunque pueda utilizarse el juego como recurso, cosa que todos hacemos”
 
“Hoy no dejamos madurar a los alumnos que, sobreprotegidos, crecen como auténticos zangolotinos porque en lugar de enseñarles a enfrentar las dificultades, les enseñamos a evitarlas. ¡Si hasta se aconseja evitar decir «no» a los hijos y prohibir de manera positiva!”
 
“Suelo bromear con esto poniendo el ejemplo de un crío que está a punto de meter los dedos en un enchufe. ¿Cómo lo evitamos? ¿Diciendo: «querido hijo, sin ánimo de censurar tu comportamiento, coartar tu libertad, cuestionar tu espontaneidad ni establecer jerarquía alguna en esta plenamente democrática relación paterno-filial, me veo en la obligación de advertirte que introducir los dedos en el enchufe podría ser peligroso para tu salud»? Para cuando termines, el niño ya se te habrá electrocutado”
 
“Decir que a la escuela se va a aprender antes que a ser feliz es, en realidad, una defensa de lo obvio. Triste tiempo éste en el que hay que defender lo evidente”
 
“La nueva pedagogía quiere que el profesor sea una especie de medium. O de echador de cartas, ya no sé… Precisamente lo que un buen profesor ha de hacer es abrir los ojos de sus alumnos a un mundo desconocido. ¿Qué sentido tiene que yo como profesor trabaje en clase la música que ellos ya escuchan? Tendré que enseñarles otras cosas que, para empezar, no conocen o no escucharían motu proprio. Y tendré que ser yo, como profesional, el que les abra horizontes escogiendo los contenidos según mi criterio”
 
 
Viñeta que refleja una situación caótica frecuente en las aulas
 
“Hay que conseguir que poco a poco los alumnos se vayan adaptando a la escuela. Cuando terminen el instituto, la universidad… ¿Se va a adaptar el mundo a ellos? ¿O van a tener que adaptarse ellos a las situaciones que vayan encontrándose?”
 
“Planteémosles retos y ayudémosles a superarlos”
 
“Muchas de las nuevas prácticas docentes promovidas por las nuevas corrientes pedagógicas pueden ser incluso dañinas. Es difícil encontrar una base científica. Son efecto placebo, pura homeopatía pedagógica”
 
“Además hay algo que me parece especialmente grave: que algunas de las nuevas teorías se nos vendan como garantes de la igualdad o defensoras de los alumnos menos competentes, dejando a quienes no comulgamos con ruedas de molino como unos clasistas a los que sólo nos preocupan los buenos alumnos. Eso es sencillamente falso”
 
“Está más que demostrado que rebajar el nivel de exigencia sigue desahuciando al alumno menos capaz, al tiempo que incrementa el porcentaje de alumnos mediocres y es injusto con los alumnos brillantes”
 
“Un buen sistema educativo debe garantizar que cada alumno, independientemente de su capacidad, pueda desarrollar su potencial al máximo, proporcionando el apoyo que necesite a aquel que tenga más dificultades, porque es evidente que el alumno más capaz necesitará menos esfuerzo y, por lo tanto, también menos ayuda”
 
“Lo que no podemos hacer es admitir letanías mucho más seductoras, pero no reales, como la de las inteligencias múltiples, sólo porque nos resulta más cómodo pensar que todos somos inteligentes en algo”
 
“El profesor no evalúa de una forma arbitraria, ni tira los exámenes al aire a ver cuántos caen de un lado y cuántos del otro. Ni tampoco es sólo el examen el que decide qué nota va a recibir un alumno. Calificar es un modo en que el profesor, desde su posición de voz autorizada y de profesional de la enseñanza, valora si el alumno ha adquirido los conocimientos que debería haber adquirido”
 
“Cada cierto tiempo se debate si hay que eliminar las calificaciones numéricas o si los alumnos han de ser o no examinados. Es ridículo. Se ha conocido hace poco que los alumnos de Primaria en Cataluña ya no obtendrán un «suspenso» sino un «no logro». Es de chiste”
 
“Considerar que las tareas escolares "vulneran los derechos del niño" es sencillamente delirante. Son los alumnos con más dificultades los que más necesitan los deberes, porque al más capaz probablemente le baste con lo que trabaja en clase, pero no al que tiene menos potencial”
 
“Sobre los deberes hay evidencias de que en la Secundaria mejoran, en general, el rendimiento académico, más allá de un informe en el que se preguntaba a los alumnos si creían que los profesores mandamos demasiados deberes. ¿Qué esperaban que respondieran? ¿Que no? ¿Que debíamos mandar más? Seamos serios. Deberes, sí. Bien diseñados, ajustados a la edad y a la etapa, y apropiados para que los alumnos puedan repasar lo que el profesor les ha explicado y encontrar dudas”
 
(Fragmentos de una entrevista realizada por Carlota Fominaya al profesor de música Alberto Royo que publicó el periódico “ABC” el lunes 19 de junio de 2017)
 
 
La reciente publicación de este ensayo de 192 páginas en la editorial
Plataforma motivó que el periódico encomendara entrevistar al autor

lunes, 29 de mayo de 2017

Otra masacre sin el perdón de ningún Dios


 
Un atentado terrorista dejó el 22 de mayo de este año 2017 a las 22:30 horas en Manchester tras un concierto de Ariana Grande el triste saldo de 22 víctimas mortales y 116 heridos
 
TEARS IN HEAVEN
 
Would you know my name
if I saw you in heaven?
Would it be the same
if I saw you in heaven?
I must be strong and carry on
'cause I know I don't belong here in heaven.
 
Would you hold my hand
if I saw you in heaven?
Would you help me stand
if I saw you in heaven?

 
 
Saffie Rose Rousso
(Inglaterra, 2009 - 2017)
 
I'll find my way
through night and day
 'cause I know I just can't stay
here in heaven.
 
Time can bring you down,
time can bend your knees,
time can break your heart,
have you begging please, begging please.
 
Beyond the door
there's peace I'm sure
and I know there'll be no more
tears in heaven.
 
(Canción  compuesta por Will Jennings y Eric Clapton interpretada por este último para la banda sonora de la película “Rush” en 1992)

 
Eric Clapton compuso esta canción destrozado por la muerte de su hijo Conor. El niño, a los cuatro años de edad, se cayó desde la planta 53 de un edificio en Nueva York
 
LÁGRIMAS EN EL CIELO
 
¿Sabrías decir mi nombre
si te saludara en el cielo?
¿Volvería todo a ser igual
si nos viéramos en el cielo?
 
Debo ser fuerte y soportarlo
porque sé que no es mi sitio
estar aquí arriba en el cielo.
 
¿Irías conmigo de la mano
si te viera en el cielo?
¿Me ayudarías a permanecer
en pie si te hallara en el cielo?

 
 
Georgina Callander
(Inglaterra, 1999 - 2017)
 
Encontraré mi camino
a través de los días y las noches
porque sé que no me corresponde
permanecer aquí en el cielo.
 
El tiempo puede derrumbarte,
doblegar tu ánimo,
destrozarte el corazón
y obligarte a pedir socorro.
 
Sin embargo, creo vislumbrar
que más allá del límite de esta vida
habrá paz, estoy seguro.
Y allí no habrá más
lágrimas en el cielo.
 
(Traducción de Andrés González Déniz)
 
 
"Ojo por ojo y todo el mundo acabará ciego"
Mahatma Gandhi
(Porbandar, 1869 - Nueva Delhi, 1948)